Lo que “Del revés” puede enseñarnos (y lo que no) sobre las emociones.

¡Hola a todos y todas!

La semana pasada os pregunté por en una encuesta por Twitter qué os apetecía leer en está próxima entrada y elegisteis que el tema fuera la película de Disney Pixar, “Del Revés” (Inside Out dirigida por Pete Docter, 2015), así que voy a  explicaros lo que creo que refleja y de paso a señalar un par de cosas que eché de menos ver en la película que también creo que son importantes.

 

open-uri20150422-20810-audc4_e0caee0d
Cartel de la película en español

La protagonista de esta historia es Riley (o más bien sus emociones). Se trata de una niña de 11 años que de la noche a la mañana debe enfrentarse a dejar su hogar en Minnesota para mudarse a San Francisco con su familia. Puede parecer sencillo, pero pensad por un segundo en qué implica un cambio así para una niña de esa edad: cambia de casa, de colegio, de entorno y hasta de clima. ¿Cómo os sentiríais vosotros? No sé qué habréis contestado, pero me apuesto lo que queráis a que vuestro primer pensamiento no ha sido “alegría” y esa es precisamente una de las muchas ideas que trata de desmontar Disney con esta película. No hay por qué estar alegres siempre.

  • Estar triste también tiene su función: Otra de las cosas que muestra esta película de forma muy sencilla y muy visual es la función de cada emoción. Si os fijáis en los primeros 5 minutos de película podemos entender para que sirven Miedo y Asco (para protegernos), Ira ( para dejar clara expresar nuestra opinión ante lo que no nos gusta, mientras que Alegría y Tristeza aparecen como formas diferentes de ver la vida (“buena” y “mala”) cuando no es del todo así. La alegría nos sirve para pararnos a pensar en las cosas buenas que nos pasan y disfrutarlas. ¿Y la tristeza? La tristeza nos obliga a pararnos a reflexionar sobre lo que no nos gusta de nuestra vida o lo que ya no tenemos (en este caso es la nostalgia). De esta forma, nos sirve para valorar las cosas que consideramos importantes en nuestra vida (las tengamos o no) y a pensar en qué podemos hacer para mejorar nuestra situación. Se puede decir incluso que estar triste o echar de menos cosas de nuestra infancia es parte de madurar.
  • Estar triste no es algo malo: Esto es algo básico que creo que a todos nos queda claro a lo largo de la historia. Por mucho que Alegría se empeñe en que Tristeza no actúe es inevitable. Es un sentimiento tan válido como cualquier otro, que debería ser igual de reconocido que la alegría o el miedo. No hay porque temer a la tristeza. Estar triste un día no quiere decir que vayamos a deprimirnos inevitablemente. De hecho las alteraciones emocionales muchas veces surgen por reprimir como nos sentimos, como podría ser el caso de Riley en la película.

También  hay algunas cosas que no aparecen  que me gustaría que la película tahubiese reflejado:

  • Estar triste y deprimido son cosas diferentes: Es una de las cosas que no sé si quedan del todo claras en la película. Es complicado de reflejar sobre todo si se tiene en cuenta que en los niños y los adultos los síntomas aparecen de forma diferente (los más pequeños suelen expresarla más habitualmente enfadados que tristes). Como hemos dicho estar triste es algo sano y natural, pero cuando se llega al punto de no poder sentir ni alegría ni tristeza (cómo le sucede a Riley en la película cuando Alegría y Tristeza se pierden en la Memoria a Largo Plazo), lo que se denomina “apatía” un síntoma de tipo depresivo.

    kummer_800x600
    Imagen del personaje de Tristeza en la película.

Otros síntomas de tipo depresivo que aparecen en Riley pueden ser la irritabilidad (que se aprecia en la escena de la cena con sus padres), las pesadillas o incluso la impulsividad que en la película se aprecia que surge de la apatía que antes comentaba.

  • ¿Qué podía haber hecho Riley si Alegría y Tristeza no vuelven? Estos síntomas no llegan a definir del todo un trastorno depresivo aparecen de forma aislada y no son suficientes para definir un cuadro de forma exacta. Esto último es de agradecer, ya que es lo habitual, la gente no suele cumplir un cuadro diagnóstico tal cual. Sin embargo, la situación que plantea la película creo que podría haber sido una buena oportunidad para incluir la figura del psicólogo o la psicóloga en el público infantil.

Con esto no digo que todos los niños tristes como Riley, tengan depresión, ojo, ni que necesiten ir al psicólogo. Sólo digo que podrían haber introducido la figura al menos en una escena, para que los niños la vean como algo normal, y entiendan que es una persona a la que pedir ayuda si no consiguen mejorar por sí mismos.

Quitando los dos aspectos que comentaba, creo que “Del Revés” es una forma bonita y amena de educar a los niños y las niñas en inteligencia emocional. Aparecen incluso aspectos del desarrollo cognitivo como el túnel del pensamiento abstracto, (que justo empieza a desarrollarse a la edad de Riley), o el hecho de que haya olvidado a su amigo invisible o la personalidad (representada con la metáfora de diferentes islas que se unen en un punto. Disney hizo un gran trabajo con está película y espero que siga animándose a tratar temas similares.

Espero que la entrada de hoy os haya gustado y que sobre todo que sea lo que esperabais si votasteis por ella en la encuesta.  Como habréis visto la opción de “Por 13 razones” también fue bastante votada así que también os traeré una entrada próximamente.

¿Nos leemos en dos semanas?

 

Un comentario en “Lo que “Del revés” puede enseñarnos (y lo que no) sobre las emociones.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .